• Oriana Trejo

El sueño de volar

Mariana tiene 4 años, estamos en el parque y ve una mariposa volar. Me pregunta ¿Por qué los pájaros vuelan más alto? Es porque tienen alas más fuertes respondo. Lo piensa un instante y entonces me debate “Peter pan no tiene alas y vuela más alto” es por la magia… esa misma magia que convertida en ciencia y tecnología esta semana nos regalará el primer vuelo no tripulado fuera de nuestro planeta, a cargo del instrumento Ingenuity quien acompaña al Rover perseverance en su travesía por el planeta rojo.


Volar, ha sido uno de los grandes sueños de la humanidad, que para el año 1903 fue cristalizado de mano de los hermanos Wright, quienes consiguieron realizar el primer vuelo sostenido y controlado durante 12 segundos. Ingenuity hará lo propio, según lo estipulado, abrirá sus aspas y logrará elevarse durante 30 segundos, más del doble de lo alcanzado por los famosos hermanos. Y con una diferencia fundamental: Ingenuity volará en Marte.


Ya sea en la tierra o fuera de ella volar no depende de polvos de hada sino del aire. Es gracias a este fluido, la atmósfera y el equilibrio de fuerzas, que los aviones son capaces de emprender y mantener el vuelo. Sin embargo, en el planeta rojo este fluido es escaso, pues su atmósfera es sumamente delgada y representa menos del 1% de la nuestra. Adicionalmente, su gravedad es tres veces menor. Por lo que volar en Marte es un todo un desafío.


Afortunadamente, a la humanidad le gustan los retos y ha logrado resolver esta tarea reduciendo la masa y aumentando la energía. Como resultado Ingenuity pesa tan solo 1.8 kilogramos, cuenta con 4 aspas que son más grandes y giran más rápido de lo que se requeriría en la Tierra y consume una energía de 350 Watts. Esta combinación le permitirá volar de manera autónoma durante un máximo de 90 segundos, alcanzando una altura cercana a los 5 metros.


La misión durará un mes y si tiene éxito, nos permitirá observar el planeta rojo como nunca lo hemos hecho, llegando a regiones que hasta el momento son inalcanzables para los Rover, pero, sobre todo, marcará una nueva era en la tecnología aeroespacial y nos brindará la oportunidad de volar de manera autónoma fuera de nuestro planeta.


Los hermanos Wright tuvieron una pequeña audiencia al conseguir su primer vuelo, pero ingenuity tendrá los ojos de miles de personas. Que el 14 de abril seremos testigos de lo que se puede lograr con mucha pasión y sobre todo ingenio.